Tips para afrontar una entrevista virtual

Tips para afrontar una entrevista virtual

Como todos/as sabemos el mercado laboral se ha visto pausado y afectado por la aparición del COVID-19 en nuestras vidas.

Desde nuestra Agencia de Colocación hemos detectado como de forma gradual el mercado vuelve a la normalidad, con nuevas ofertas de trabajo, especialmente en el sector de la construcción, oficios y administración.

La pregunta que nos inquieta es ¿cómo adaptarnos a la situación? Una de la respuesta es mediante una entrevista virtual.

A continuación, os damos pautas y recomendaciones para poder afrontar de forma eficaz y con éxito este nuevo tipo de entrevista.

 

 

  1. Asegúrate de tener la tecnología prevista: tener acceso y conexión correcta a internet, ordenador con cámara web, altavoces y micrófono y tener instalado la plataforma por donde se vaya a realizar la entrevista. Además, comprueba que todo funcione antes de empezar, puedes hacer una prueba con un/a amigo/a o familiar.

 

  1. Nombre de usuario en el perfil de la plataforma digital donde se realice la entrevista, este debe de ser profesional y adecuado a la situación.

 

  1. Conciencia de entrevista real, es decir, ten en cuenta todos los detalles que pueda apreciar la persona entrevistadora: iluminación, acústica (evita ruidos de fondo), pared de fondo, orden, etc. Se trata de cuidar los pequeños detalles, que tanto dicen de una persona.

 

  1. Posición de la cámara, ajusta la cámara a tú mirada e imagen. Mantén la mirada a la cámara y no a la pantalla del ordenador, así el entrevistador/a captará que le estás mirando, tal y cómo hubieras realizado en una entrevista presencial.

 

  1. Imagen e indumentaria. Es importante no descuidarla ya que, aunque estés en casa no quiere decir que no se merezca la misma seriedad. Debes vestirte de forma apropiada tal y cómo irías en caso de que fuera de forma presencial. Te recomendamos escoger prendas que destaquen con el fondo que vas a utilizar. Además, siéntate correctamente, espalda recta y con una posición relajada. Y evita, el recurrente error, de acercarte demasiado a la cámara. Es mejor que la persona entrevistadora tenga una visión de calidad.

 

  1. Tono de voz y movimientos, es importante que el tono de voz no sea ni muy alto ni muy flojo, es decir que se oiga claro. Procura no gesticular mucho ni moverte ya que puede dispersar la atención del entrevistador.

 

Por último, recuerda preparar la entrevista de trabajo, como siempre:

  • Conocer la empresa que nos entrevista y obtener información relevante del puesto al que vamos a optar.
  • Estudia tu curriculum vitae y practica en casa explicar los puestos y funciones que has realizado.
  • Puntos débiles y fuertes sobre nosotros mismos.

 

Desde PRM te deseamos ¡MUCHA SUERTE!